La maternidad y yo PARTE 1

Jamás soñé con que mi anhelo de ser madre se hiciera realidad. Eso se lo debo a la suerte de haber conocido al compañero más generoso y bueno del mundo, al tesón de haber conseguido su amor y compartir mi vida con él y a la cabezonería de ambos al nunca rendirnos ante la dificultades, que muchas veces nos forzaron a tirar la toalla…casí. Yo seré mejor o peor madre y esposa pero daría mi vida por