RUIDO

A mi, que ahora paso por un momento bastante bajo, me da mucho miedo el silencio. El silencio de verdad, el interno, el de tu corazón y tu mente, que a veces solo “sintonizan” cuando están tranquilos. La cosa es que yo no quiero que sintonicen; porque me da miedo que la cabeza descubra mis propias carencias afectivas; o que mi corazón sienta el daño que mi mente le causa. Pero ahora lo que vamos a tratar es