Sonrisas tristes

Sentir tristeza es una emoción habitual en la vida. Podemos sentirla ante alguien o a alguna circunstancia que nos hiera, o que nos sobrepasa y no podamos manejar. A veces la produce algún pequeño trastorno, como la cancelación de un plan, un bajón hormonal, o el cansancio. Aunque de inicio, es una emoción absolutamente normal, y que incluso tiene componentes defensivos ante ciertas agresiones; tal como

¿Qué necesitas, amiga?

Cuenta, a mi me lo puedes decir… las cosas varían, evolucionan. Los estados de ánimo suben o bajan, como las olas en la playa. No puedo, no quiero, pensar que siempre estarás igual, para mí y para el mundo. Como escribí en mi foto de instagram, la amistad es caminar tu camino; siempre dispuesta a ayudar en el camino del otro cuando seas requerido, cuando ves que tu amiga tropieza. En ese momento saltar