PASIONES O EGOSIONES

¿Qué es la pasión? Pero no la pasión amorosa, sexual, sino simplemente la pasión por la vida. Tan sencilla y tan compleja.
¿Por qué la gente dice eso de «cuando ya no me apasione esto o lo otro, lo dejo»? ¿Es tan importante la pasión? ¿Es tan buena?
«Este matrimonio ha pasado a mejor vida, pasó la pasión» Ya es como si no sirviera, como si el hecho de hacer el amor despacio y con calma, tomando tu tiempo, fijandote en el otro, y queriéndole con calma y con paciencia; eso fuera inútil, que perdiera valor.
La sociedad de hoy piensa que la pasión es un valor imprescindible, que hay que amar, trabajar, vivir, luchar, jugar… estudiar… todo apasionadamente.
Pero es la pasión algo negativo, es lo contrario a la acción, «La pasión te nubla el entendimiento». ¿Por qué entonces somos todos tan pesados con la pasión?
A lo mejor es que no hemos leído el diccionario, que en una de sus acepciones la define como una perturbación o afecto desordenado del ánimo, o lo contrario a la acción.
En mi humilde opinión pienso que la pasión es mala, pero malísima en todos los ámbitos de nuestra vida, a mi se ha acusado de no ser apasionada, pero por otra parte de tener demasiado carácter (malo, se entiende) cuando he peleado por algo «apasionadamente». Siempre que lo he hecho, digo apasionadamente, ha sido para mal, he salido trasquilada.
Y no es que ahora esté muy bien que digamos, pero he aprendido que la vida, se ha de recorrer sin pasión que a menudo es mala consejera, por no decir siempre.
Por otra parte opino que se ha de vivir con unos valores muy sólidos y seguirlos de manera fiel, y firme, sin dejarte tentar por los desafíos, y por los envites que te da la vida. Tus valores son tuyos, y para ti o para tu familia, con tu pareja creas unos valores nuevos y complementarios (nunca permitas que te hagan renunciar a ellos, a los tuyos), que te hacen ser como eres, y que no deben ser juzgados como buenos o malos, mejores o peores (valores honrados, y que dignifique la vida) No me importa si son valores católicos o mormones, si son tuyos y te sirven para vivir la vida de acuerdo a una linea de acción ordenada y mas o menos rígida, según te sea más apetecible.
Mucho de los que me leáis estaréis pensando que tía más aburrida, vivir sin pasión debe de ser un rollo, sin pasión por tu trabajo, sin pasión por tu pareja, o por tus hijos, por tu familia extensa, por tus amigos. Bien sabe quien me conoce que yo le pongo a todo lo que hago mi corazón entero. O lo ponía, porque ahora no hay duda de que me protejo más, me lo han roto ya demasiadas veces, y ya no lo exhibo tanto, ahora lo guardo, cada vez más celosa de mi intimidad. Cada vez más introspectiva hasta rozar la soledad, o incluso sobrepasarla.
Pero poner el corazón en lo que haces, como sin apenas quererlo hago yo cada día no es hacerlo con pasión, hay que pensar, y que templar, porque si lo haces todo con pasión, seguro que sale mal; porque por definición la pasión es irracional.
Respecto al amor, bueno, el amor verdadero es aquel que aceptación de todo lo que es has sido y serás en la vida, así como lo que no serás, porque el amor es aceptar y darlo todo al otro, sea como sea, ¿qué más da si algo no es lo que esperabas? El verdadero amor se ha de fundamentar en una solida amistad, que es lo que siempre quedara cuando «la pasión» se vaya.
O es que creen quizá que cuando llevas unos años casad@ ya no quieres arrancarle la ropa al otro de cuando en cuando, pues claro que si. Pero no siempre, a veces te apetece estudiar con calma su cuerpo, otras simplemente te apetece charlar u otras solo dormir apoyándote en el otro, sintiendo su calor. Amar es no poder estar sin el otro, no soportar la idea siquiera.
Vivir con valores es no arrimarse al sol que mas calienta, sino seguir por la senda que te hayas marcado, aunque a veces te resulte incomoda o dolorosa.
¿Estáis de acuerdo?
Contestadme sino, con pasión, que yo os contestaré despacio, meditando mis palabras, con cuidado de no heriros, pero sin engañaros nunca. Teniendo en cuenta vuestros sentimientos, vuestras ilusiones, vuestras vidas, porque uno de los pilares de miv ida está precisamente ahí en vivir en un mundo donde cada persona tenga nombre, cara y vida… porque gracias a Dios, o quien sea, no todos somos igual y la empatía es esencial para hacer de este, un mundo mejor.

(Del lat. passĭo, -ōnis, y este calco del gr. πáάθος).
1. f. Acción de padecer.
2. f. por antonom. pasión de Jesucristo.
ORTOGR. Escr. con may. inicial.
3. f. Lo contrario a la acción.
4. f. Estado pasivo en el sujeto.
5. f. Perturbación o afecto desordenado del ánimo.
6. f. Inclinación o preferencia muy vivas de alguien a otra persona.
7. f. Apetito o afición vehemente a algo.
8. f. Sermón sobre los tormentos y muerte de Jesucristo, que se predica el Jueves y Viernes Santo.
9. f. Parte de cada uno de los cuatro Evangelios, que describe la Pasión de Cristo.

2 opiniones en “PASIONES O EGOSIONES”

  1. MJose eso es disfrutar la vida, todos los actos que has descrito son en efecto bellos y necesarios para disfrutar la vida, pero ninguno de ellos es pasional, sino, mas bien reflexivos y calmados, estamos de acuerdo en que son bellos. La pasión no es disfrutarlos sino mas bien… Anhelarlos con desesperación. No hace falta pasión, solo ganas de vivir la vida…

  2. Anda descalz@ por la arena, toca la corteza de los árboles al pasar por su lado, huele el aroma del pan antes de comerlo; abraza a tu pareja y huélele el cuello (no le muerdas, o sí ), toca a tus hij@a, quédate un buen rato sentado al lado de un cactus, échate al raso a descansar en un bosque. ¿A qué huele? ¿Sientes el airecillo en tu piel? ¿Qué sonidos identificas?; y muchas otras cosas por el estilo que te hagan sentir que el mundo que te rodea está vivo y, más importante,vive apasionadamente.

Comentarios cerrados.