Enseñanzas de la vida

Dolor y alegría se entremezclan en un continúo ir y venir, miedo y agotamiento los acompañan, impulso ante los nuevos retos, agotamiento máximo, ganas de vivir la vida a tope, en su mayor expresión de júbilo, y al mismo tiempo algo de temor. Pero, sobre todo, ganas de saborear la vida, de bailarla y escalarla. De vivir cada rampa como una bella excursión entre flores y con el sol acariciando tu piel; en vez

LA CONVERGENCIA DE LOS «PA QUÉS»

CONVERGENCIA DE LOS “PA QUÉS”             A mí, mis profesores de la universidad, y también los del colegio, sobre todo un especial profesor de literatura; me enseñaron la importancia de “situar” el problema. Es decir, de qué y por qué se va a desarrollar el tema a tratar. El título de este escrito genera a priori, desconcierto.  

De cada lágrima, una flor.

Cuando las cosas pintan feos, la tormenta puede hacer renacer la naturaleza

Tres meses, sin escribir ni una palabra, ni en este blog, ni apenas en ninguna de mis redes sociales. El motivo es simple, no quiero transmitir mensajes que no sean amables o que no transmitan esperanza; que, por contra, reflejen desesperación, hartazgo por el dolor físico y vulnerabilidad. Además, y de forma involuntaria, e incluso yendo en contra de todas mis convicciones, durante este trimestre, me he hec

CARTA DE BALANCE DEL INFAUSTO 2021

Muchos de nosotros, casi todos diría yo, acabamos el 2020 deseando con fuerza el final de la pesadilla de la COVID19, pero 2021 empezó con una ola que más parecía un tsunami, los EPIS se convirtieron en una segunda piel y el trabajo solo parecía aumentar, y aumentar. Pero brillaba el inicio de la vacunación, y todos estábamos esperanzados. 2021 empezó como acaba, surcando olas del mar furioso, pero con

AL DESNUDO

Mi post anterior, tuvo varias reacciones. La mayoría fueron positivas, cogieron la retranca, y me aseguraron que jamás llegaría a serlo. Pero no captaron, o al menos no se atrevieron a comentar, el dolor real que había detrás de esas palabras. Quitando capas al alma Otras, mis amigas de siempre, curiosamente, captaron el dolor y olvidaron la retranca, el doble fondo, vieron el desnudo esquelético, fam

DE MAYOR QUIERO SER UNA ZORRA EGOÍSTA

            Recomiendo que, aquellos que esperan de este blog que sea un paseo de ángeles que sudan colonia, un paseo entre las nubes de algodón rosa y dulce, un paseo entre flores o una campiña verde de cielo azul por la que pasea una pastorcilla que salta y brinca, repartiendo amor y besos; todos… pueden hacerse el favor de cerrar esta página e ir

VENCIENDO A LAS MIERDAS MENTALES

La magnitud de la naturaleza hace que nuestros problemas sean pequeñitos             Definamos el título que encabeza este escrito. No suelo utilizar este lenguaje y aún menos, para destacarlo en el texto. Pero en este caso no puedo evitarlo; porque no es otro que este término, el que define como me siento últimamente. Y es que tengo la cabeza lle

JAULAS DE CRISTAL

            Las jaulas siempre lo son; aunque sean de cristal. Yo siempre he sido de romper cristales, aunque me corte haciéndolo, aunque sepa que corro riesgos. ¿Pero qué vida más aburrida y lamentable es aquella que no tiene la emoción de lo desconocido? Transgredir normas, explorar límites, y sobre todo, descubrir tus propias reglas y saber hasta donde puedes llegar es un trabajo que nadie pue

CUMPLEVIDA DE NUEVO

Hoy, justo hoy, hace dos años salía de un quirófano con vida, uno del que pensaba que no saldría nunca. Por eso, hoy, es mi segundo «cumplevida» porque ahora cada 9 de abril, siento que llevo un año más agarrándome a la vida, mejorándola y sintiendo cada instante como feliz. Porque hoy, justo hoy, me doy más cuenta que nunca, de lo que vale la pena en la vida, la vida real, lo emocionante que es

Esperanza, entre sobras y sobras…

El arte de la cetrería es la técnica relacionada con la cría, amaestramiento y cuidado de las aves para la caza de volatería, por la que el águila o el ave rapaz de la que se trate en cada caso, caza para el cetrero. Para entrenar al ave, primero se le encierra en una habitación en semi penumbra, donde solo escuche los ruidos y la voz propia del cetrero, y se le pone una caperuza para mantener esta semi penu