DE MAYOR QUIERO SER UNA ZORRA EGOÍSTA

            Recomiendo que, aquellos que esperan de este blog que sea un paseo de ángeles que sudan colonia, un paseo entre las nubes de algodón rosa y dulce, un paseo entre flores o una campiña verde de cielo azul por la que pasea una pastorcilla que salta y brinca, repartiendo amor y besos; todos… pueden hacerse el favor de cerrar esta página e ir

VENCIENDO A LAS MIERDAS MENTALES

La magnitud de la naturaleza hace que nuestros problemas sean pequeñitos             Definamos el título que encabeza este escrito. No suelo utilizar este lenguaje y aún menos, para destacarlo en el texto. Pero en este caso no puedo evitarlo; porque no es otro que este término, el que define como me siento últimamente. Y es que tengo la cabeza lle

JAULAS DE CRISTAL

            Las jaulas siempre lo son; aunque sean de cristal. Yo siempre he sido de romper cristales, aunque me corte haciéndolo, aunque sepa que corro riesgos. ¿Pero qué vida más aburrida y lamentable es aquella que no tiene la emoción de lo desconocido? Transgredir normas, explorar límites, y sobre todo, descubrir tus propias reglas y saber hasta donde puedes llegar es un trabajo que nadie pue

CUMPLEVIDA DE NUEVO

Hoy, justo hoy, hace dos años salía de un quirófano con vida, uno del que pensaba que no saldría nunca. Por eso, hoy, es mi segundo «cumplevida» porque ahora cada 9 de abril, siento que llevo un año más agarrándome a la vida, mejorándola y sintiendo cada instante como feliz. Porque hoy, justo hoy, me doy más cuenta que nunca, de lo que vale la pena en la vida, la vida real, lo emocionante que es

Esperanza, entre sobras y sobras…

El arte de la cetrería es la técnica relacionada con la cría, amaestramiento y cuidado de las aves para la caza de volatería, por la que el águila o el ave rapaz de la que se trate en cada caso, caza para el cetrero. Para entrenar al ave, primero se le encierra en una habitación en semi penumbra, donde solo escuche los ruidos y la voz propia del cetrero, y se le pone una caperuza para mantener esta semi penu

SOUL 2020 Y CARTA DE BALANCE

Así como lo leéis, con casi 42 años, voy a escribir una carta a sus majestades los Reyes Magos, o al Señor, o cada uno a aquello en lo que crea; ni me pronuncio, ni desvelo, que últimamente se ha puesto de moda, ya no juzgar sino dilapidar al que no piensa como tu En este agónico 2020, lo único que podemos desear en nuestro fuero interno; es que se acabe. Pero yo no quiero que lo haga… porque seño

¡GRITA!

Con esto del, y disculpen, puto Covid-19, la sociedad está cambiando algo. No todo lo que debiera, pero somos en general, más hoscos, más selectivos con nuestra gente, y repudiamos sin darnos cuenta, muchos gestos humanos que nos han caracterizado siempre, que nos hacen lo que somos, seres humanos buscando el tacto del otro. Pero… Obviamente, NO debemos hacerlo, porque sino, el 2020 será eterno. Cu

LUZ EN LAS TINIEBLAS

Cuando lo tienes todo, o casi, crees que nada en la vida ha de cambiar. Crees que tu puedes cambiar porque tienes una base sólida donde moverte, donde bailar y donde tus raíces puedan profundizar hasta hacer de ti un árbol fuerte. Pero de pronto, ves que casi lo tienes todo, pero has querido ignorar muchas cosas que permanecían ocultas en el rincón del olvido; ese donde arrinconas las cosas que te molestan

CONSERVAS CON EL CORAZÓN

De nuevo, el fin de semana del 18 de julio; he llorado como una magdalena. He llorado de emoción, de alegría, de puro sentimiento de tribu, como decía el otro día. Un sentimiento que favorece que me sienta plena; que me reubique en el mundo, que note mis raíces que anclan el cuerpo y el alma a un mundo que se transforma en más amable. Desde hace años, hay una tradición familiar, que cada año, reúne a

TRIBUS

Llueve, tormentas de verano… descargan, alivian el calor y marchan… vuelve a salir el sol y nadie las recuerda. A mi me encantan, el aparato eléctrico me hace vibrar, juego a ver lo lejos que están, me apasiona ver como los rayos parten el cielo e iluminan el mundo durante un segundo. Me ilusiona la poesía de la tormenta. Porque la vida a veces es una sucesión de días de verano que esperan que la