CERRANDO HERIDAS, ENFERMERAS

Cuando comencé enfermería, me sentí en el cielo. Era aquello con lo que siempre había soñado; no me pasó aquello de desencantarme por la realidad, y aunque primero es un poquito farragoso me lo tomé como los cimientos de lo que había de ser un sólido refugio, y una cuidadora competente y preparada. Santo Facebook y sus recuerdos de cada día, me dice que muchas veces me desesperé por haber perdido el h

ERESA, o la máquina que no entiende de niños.

He estado pensando mucho en cómo decir lo que tengo que decir, desde que medio y hasta donde pienso llegar. Estoy furiosa, indignada, asqueada, y triste. ¿Por qué? Pues porque mi profesión a veces, dista mucho de ser lo humana que ha de ser. Porque hay muchas «compañeras» que aún son asistentes técnicos sanitarios; porque parece que en vez de trabajar con personas, pacientes, clientes… parece

Conhijos vs Sinhijos

Este es un post que publiqué en Facebook allá por el 2013. Antes de que hordas de gentes sin hijos empiece a leer en diagonal y a interpretar cosas que no he dicho, lo voy a decir cristalino: No tener hijos me parece una opción tan buena o tan mala como la de tenerlos. Es más, desde mi posición de Conhijos, en muchas ocasiones me parece una opción francamente envidiable e incluso en algunas otras ocasiones

LA AMIGA COMPASIVA

Érase una vez una chica que descubrió con amargura -fijaos lo despierta que estaba- que no todo el mundo a quién quería, le correspondía. Es más, algunas de las personas a quién quería la despreciaban, la ignoraban y le hacían feos. Ella, pobrecita, se lo tomaba a la tremenda, se culpaba a sí misma, se decía machacona que, si no la querían querían quizá estaba haciendo algo mal y quizá no hacía sufi

HASTA SIEMPRE… ¿O HASTA LUEGO?

Hoy, llovía, claro que no podía haber sido de otra manera. Hoy, por última vez -en este contrato al menos, espero que vengan más-, he cerrado la puerta de «mi» consulta; con muchos abrazos sinceros de compañeros y de pacientes… muchos pacientes, que se han despedido estos últimos días  de mÍ, muy afectuosos. No dejas de pensar que si te tratan con tanto cariño es que tu, has sabido de alg

PARA ENFERMEROS DE CAMA…

Esta ha sido una semana de enormes contrastes Por una parte ha sido mala, porque he tenido que decir que no a un contrato, el primero, por problemas de salud. La buena noticia es que ese está a punto de terminar… en tres o cuatro meses… lo cual hace que todo merezca la pena. Ha sido una semana de nervios, pero que ha acabado con una buena solución a un problema… en mi trabajo original… en

EL FINAL DE UN CAMINO

«En nuestra vida cotidiana estamos corriendo continuamente. No tenemos la capacidad ni la oportunidad de detenernos y observar profundamente la vida que llevamos, pero hemos de hacerlo, para poder comprenderla.» Thich Nhat Hanh Llueve.. Eso, por si mismo, es una novedad en Valencia. Los valencianos no sabemos vivir bajo la lluvia, nos pone tristes, nos enerva. El tráfico enloquece, los semáforos se estr

PROCRASTINANDO

Con tal de no afrontar la tarea que tenemos encomendada somos capaces de hacer muchas otras cosas, incluso llegando a pensar que estas «cosas inventadas», que estos pretextos son  importantes y que no son distracciones, sino algo realmente importante. Fruto todo del autoengaño. Según la Real Academia de la Lengua, procrastinar significa diferir, aplazar; se puede emplear en todos los sentido

VIVE LENTO… O MEJOR ATENTO

Muere lentamente quien no viaja, quien no lee, quien no oye música quien no encuentra gracia en sí mismo Muere lentamente  quien destruye su amor propio,  quien no se deja ayudar. Muere lentamente  quien se transforma en esclavo del hábito  repitiendo todos los días los mismos  trayectos,  quien no cambia de marca,  no se atreve a cambiar el color de su vestimenta  o bien no conversa con quien no cono

CUIDANDO AL DOLOR

Empieza este post con un poema: LA CASA DE HUÉSPEDES Este ser humano es una casa de huéspedes. Cada mañana hay recién llegados Una alegría, una depresión, una mezquindad, cierta percepción momentánea constituye un visitante inesperado ¡Acógelos y atiéndelos a todos! Aunque se trate de una multitud de penas que arrasen violentamente Todos los muebles de tu casa Aún así, trátalos a todos con respeto. P