CARTA A LOS REYES MAGOS O A SANTA,O A QUIEN QUIERA QUE SEAN

Odio la Navidad, si ahora he vuelto a «celebrarla» es únicamente porque veo la ilusión en las caritas de mis pequeños, en espera del circo, de la feria y del árbol de Navidad, con sus bolitas y sus remates…, que si por mi fuera, lo único que se salvaría de la Navidad serían los pasteles de Cádiz.
Odio las compras de regalos, aunque si sus caritas al descubrirlos, claro, el primer engaño de su vida…. pero les hace ilusión y oye, por los niños lo que sea…
Las reuniones familiares, esas donde todo el mundo pone buena cara, porque es Navidad, en Navidad no se puede pelear ni discutir, ni estar triste, ni poner mala cara, ni estar preocupado porque… es Navidad…
Mis hijos ya les han escrito su carta a los Reyes y a Santa, el gordito de Coca Cola, que vive en el Polo Norte, y pasea por el cielo repartiendo regalos con sus renos, Rudolf y la compañía.
Pero no se si mi carta va a ser atendida…
Porque yo quiero vivir, VIVIR, en paz, sin tener que dar explicaciones, vivir como los demás, que Dios le diera sabiduría a los médicos para curarme, o inteligencia a los que me rodean para que me supieran ver como soy en realidad, y no con esa maldita expresión de «pobrecita»
También les pido cuatro billetes de ida al sitio más lejano del mundo, donde nadie me conociera, donde fuera una más. Para vivir con mis seres más amados del mundo sin que nadie me juzgara.
Tal vez les pediría una gafas que permitieran ver que se cuidarme solita.
Les pediría vivir en un mundo donde no tener que disimular, que callar para no herir los sentimientos de los demás.
O tal vez les pediría que les dieran a todos los del mundo, también a mi, una píldora, que nos hiciera ser más sinceros, que nos apartara de las convenciones sociales.
Les pediria que me dieran fortaleza para no hundirme en un pozo sin fondo, o tal vez a los demás para que vieran siempre el vaso medio lleno.
Pido fortaleza para mi, valor para marcharme con los míos a un mundo mejor, donde para nadie fuera yo, sino una más.
Les pido que me consideren capaz de llevar a cabo mis proyectos, y que me den la fuerza para lograrlo, capacidades y aptitudes tengo, vocación también, solo me hace falta apoyo.
Les pediria que me devolvieran las ganas de ver y estar con la gente de siempre, y con gente nueva, que me devolvieran mi vena social, y no el miedo que ahora me atenaza y que me hace buscar siempre la soledad…
¿Alguien sabe la dirección exacta?
Que me expliquen que tiene de buena la Navidad…donde se añora a los seres queridos que ya no están mientras se mata con la mirada a los que te rodean a fuerza de convención social.
Decidme donde y porque existe la Navidad…

2 opiniones en “CARTA A LOS REYES MAGOS O A SANTA,O A QUIEN QUIERA QUE SEAN”

  1. Maribel aunque te parezca extraño tu carta es muy similar a la que escribimos la mayoria de nosotros. Aunque sea una carta sin letras ni papel. En el fondo todos deseamos lo mismo. Pero tu como bien dices, aunque sea duro y cueste , tienes un buen motivo para celebralas con alegria, y es la sonrisa de tus hijos. Que cuando ya los tengas tan grandes como los mios te volveras a hacer estas mismas preguntas.
    Sepas que eres un ser muy querido y yo te quiero un monton. Un beso Amadeo

  2. Hay tanta gente que se siente así en estás fechas, cada vez coincido con menos gente que le puedan gustar, pero aún así se celebran y nos dejamos llevar y hacemos todo eso que relatas cuando lo que querrías sería taparte la cabeza con una manta y salir ya el día 5 porqué eso si hace ilusión ver a los niños. Otro año más pasarán, que el tiempo pasa rápido.
    "la Navidad la ha inventado el Corte Inglés"

Comentarios cerrados.