CONTIGO APRENDÍ

Contigo aprendí/ que existen nuevas y mejores emociones/Contigo aprendí/ a conocer un mundo nuevo de ilusiones
Aprendí/que la semana tiene más de siete días/ a hacer mayores mis contadas alegrías/ y a ser dichoso yo
contigo lo aprendí. Contigo aprendí/ a ver la luz del otro lado de la luna/ Contigo aprendí/ que tu presencia no la cambio por ninguna/y contigo aprendí/que yo nací el día que te conocí.

Aprendí/ que puede un beso ser más dulce y más profundo/que puedo irme mañana mismo de este mundo/ Las cosas buenas ya contigo las vivi

Bella, bellísima esta canción, boleros son canciones de amor.
Obviemos no obstante, y por un solo segundo, que esta canción habla sobre el amor romántico, y vayamos más allá.Simplemente hablemos del amor.
Amor como gasolina que todo ser humano necesita para seguir respirando, amor, amor.. que amplía y que bella es esa palabra de cuatro míseras letras, como pues una palabra tan corta puede albergar un sentimiento tan grande.
El amor es lo que me hace respirar, el oxigeno que aspiro cuando salgo del océano de tristeza que me ahoga y que me permite seguir nadando hacia delante, intentando encontrar la orilla.
Y por supuesto, ni por un segundo puedo olvidar a mi amor, el que me coge de la mano a poco que me vea
desfallecer y que ahora respira «suavemente» a mi lado, durmiendo un tranquilo sueño que un día me robaron. Cuando me levante, nos apoyaremos el uno en el otro, una tu, una yo, porque en eso consiste el amor
Gracias amor, porque tu me haces aun sonreír, seguir adelante ybuscar una salida, por esos besos tan profundos.
Gracias también por esos besos, inocentes pero llenos de sinceridad y entrega absoluta, besos que te lo dan
todo, besos que te obligan de nuevo a sonreír, «a darlo todo», a no permitir que ni por un segundo te vean
llorar, abrazos de amor puro al cien por cien. El amor de mis hijos, de nuestros hijos que nos lo han dado
todo, que me hacen vivir, y revivir una y otra vez.
Gracias a mis padres y a mi hermana por quererme, porque también me han enseñado muchas cosas.
Contigo aprendí… o con vosotros
Con vosotros, los amigos que hacéis que crea en mi misma, por los poquísimos que siempre estáis ahí.
Con vosotros aprendí que no hay mejor cosa que tener una mano que te seque una lágrima.
Con vosotros aprendí, que cuando escribo, soy capaz de hacer algo bueno, soy capaz de enternecer, de
enfurecer, de hacer llorar y también reír. Aprendí, Dr Z, que yo sería capaz de escribir una novela ¿me ayudas? Aprendí que a través de estas teclas de ordenador, en apariencia tan frías, soy capaz de crear calor, amor…
Con vosotros aprendí, que a veces es mejor callar. Pero también aprendí que a veces es bueno luchar, por
aquello que piensas justo.
Con vosotros aprendí que en cualquier sitio, se puede lograr una bella amistad, que te lleva a sorpresas inesperadas, como que te conozcan tanto… como para que sepan que una canción te retrata perfectamente.
Con vosotros aprendí que hay que reír cuando puedas y llorar cuando lo necesites, que no hay que avergonzarse de ello.Que he sido una cobarde disfrazada de valiente. Que la verdadera forma de ser libre es ser honesto con uno mismo, independientemente de lo que digan los de fuera.
Esto que viene lo se yo, soy valiente y capaz de vencer lo que sea, como lo llevo haciendo con más o menos éxito desde que nací.
Pero con vosotros aprendí que soy capaz de levantarme yo sola.
Y con vosotros he de aprender a sacudirme las piedras que me lancen, a levantarme de las zancadillas que me pongan, a vivir, que son dos días, a dejar de llorar cuando tenga fuerzas y empezar a soñar en que, allá al fondo hay una luz, que hay salida.
He de aprender que cuando empiezo a andar hacia esa luz, y de nuevo me hacen caer con una omisión, con un desprecio, he de recordar como me tengo que levantar, y seguir caminando, porque un día, una época de bajón lo puede tener cualquiera, sin avergonzarse. No hay que fingir, pero tampoco esperar, sino superarme.
Todo esto lo he de aprender por primera vez, como un niño cuando aprende a leer, pero se también que una semana tiene más de siete días como dice la canción, y yo mucha vida para luchar por mi meta, por mi vida, por un mundo sin etiquetas.
Gracias a todos mis amores, mi «muchacho», mis hijos, mis amigos, mis literatos…, mi familia…
Gracias porque sin vosotros no hubiera aprendido nada
Gracias porque sin vosotros no podría seguir aprendiendo todo lo que me queda.

Un comentario en “CONTIGO APRENDÍ”

Comentarios cerrados.