CUÍDAME, CUÍDATE

Enfermería es cuidado

Enfermería es amor, es otra forma de amor, pero sin duda has de amar para cuidar; has de respetar a tus pacientes, amar a tu trabajo, y creer en ti misma y en tu labor.

El otro día, el lunes, fue oficialmente el último día de clase.. después de cuatro años, de risas, de lagrimas, de cansancio absoluto, de muchos «no puedo más», de tensiones y de peleas. Si, también hay que recordar las peleas, porque han hecho de nosotras lo que ahora somos. De algunas buena amiga, de otros solo compañera, y de ciertas personas amigas de las que sabes que la vida, por mucho que pase, nunca te alejara del todo.

Pero ¡qué pena! eso de decir ¡Ya nos vemos! Cómo cada día, pero esta vez sin saber ni como ni cuando. Tenemos exámenes, tenemos muchas cosas pendientes, pero las meriendas de cada tarde… ¿Eso se acabó?

¿En serio? Eso significa que estamos cerca de lograrlo… que lo tenemos casi al alcance de los dedos… Parece ayer cuando estábamos sentados en la misma aula en la que hemos terminado, como un círculo que se cierra; pensando que nos depararía aquella carrera. Cuando dábamos Fundamentos, sin saber siquiera adonde nos llevaba aquello.

Pero los años pasan y las metas se alcanzan, unos se fueron, porque llegaron a su puerto, que decidieron que era otro, o se ahogaron, o se cansaron de remar. Eso tan solo ellos lo pueden saber.

Y los que quedamos nos fuimos uniendo y separando, en baile de vida, en la presión de los m.. trabajos en grupo, que sacaban lo mejor y lo peor de una misma.

Doy las gracias a todos y cada uno de los miembros de la promoción UCV Enfermería ,2012-2016, porque de alguna manera cada uno me ha aportado algo. Especialmente a los del grupo A, que aunque no seamos muy iguales, hemos sido un buen grupo en conjunto.

Rómulo… a ti te doy las gracias por ser por estar, por existir y por sentarte a mi lado aquél día de primero, en el que ya no nos separamos más, tu eres de los que van a permanecer siempre conmigo. Sin más, eres parte de la familia, hijito…

Paula, que empezamos bien, en medio  nos tuvimos mucha manía 😉 y ahora no sabría ni lo que hacer sin ti o tus novios «fantasma», Almudena, con tu eterna prisa,, y tu corazón de oro. Bea, que tienes más suerte de la que piensas, nos tienes a nosotros, y vas a cumplir tus sueños. Susana, tan seria, y tan divertida al mismo tiempo, locas mis niñas Carla, Iratxe, Cristina, Elisa… Y a todos, incluso al peor os echaré de menos… porque junto a vosotros he cumplido un sueño y he aprendido a cuidar

¿Qué decir de profesores como Elena Francés, Quique, Pilar Medrano, Elena Castellano, Olga (que no siempre se lleva la mejor parte, pero que siempre esta ahí para ayudarnos), Maite, nueva Decana y su incombustible Marcelino,Isaías….? Gracias por todo, porque vuestro amor por la enfermería, nos lo habéis administrado IV

Nos vemos… pronto…

Os animo a todos a cuidaros, y a cuidarme a mí cuando os toque, que para eso soy casi la abuelita del grupo, yo os cuidaré.

Porque esto chicos se trata de cuidar, y para cuidar hay que amar lo que hacemos.