EL DILEMA DE TOMAR PARTIDO


Tomar partido o no hacerlo, tiene varias posibilidades por si misma. Esa es la cuestión
Puedes tomar partido por alguien en el que crees o en algo en lo que crees, cueste lo que cueste, y hasta las ultimas consecuencias; esa es mi opción cuando tomo partido. La única que puedo defender y la única que respeto. Eso me ha traido consecuencias irreparables, que van a cambiar toda mi vida, pero no me arrepiento de nada, no me considero adalid de la justicia pero sí de la honradez.
Otra opción se abre cuando tomas partido por algo o alguien pero no hasta sus ultimas consecuencias, es decir, si tu posición de la índole que sea corre peligro, te retiras del partido, has hecho lo que has podido, y como dice el refrán ese “Quién da lo que puede no está obligado a más”.
Luego está la opción de Suiza, no tomar partido ni por nada ni por nadie. Bueno, es una opción, quizá poco solidaria, pero consecuente.
Lo malo es cuando el hecho de tomar partido depende de tus propios intereses en cada momento o el hecho de no perder derechos que se creen adquiridos, incluso traicionando a los mas básicos principios, si es que los tienes, o los has tenido, principios más allá del egocentrismo extremo y de la neurosis maníaco depresiva. No se si son los terminos correctos, espero que el Dr Z. me ilustre sobre esto, ya que es un insigne doctor en psiquiatria y gran amigo de la que suscribe.
Dar la espalda a aquellos que siempre “han tomado partido por ti” para no crearte enemigos o no tener problemas o sencillamente, es eso lo más sencillo del mundo pero  también lo más egoísta y sucio.
Mentirte a ti misma/o diciendo yo no quiero meterme en esta guerra, porque no tengo parte,  pero de repente piensas y te das cuenta de que igual, si no lo haces te toque a ti la bomba en el sorteo, y de forma voluntaria o involuntaria dejas de tomar partido por aquel que lo hace siempre por ti, y por omiso o intención tomas partido por el contrario.Si esa que toma partido por el sol que más calienta o por ella misma, sin importarle a quien se lleva por el camino, es una persona muy cercana a ti, y la persona arrollada eres tu… ayyyyy

¿Qué pasa entonces? Que tu te sientes tan mal que te quieres morir, porque te sientes sola y desamparada, porque sigues luchando contra los molinos de viento
y estás considerada como loca por unos y por otros que no entienden tus razones. Mientras que tu única razón ha sido siempre la de que todo el mundo sea feliz y de que nadie sufra… porque eso te hace feliz a ti, porque no eres mártir, no quieres serlo, simplemente tomas partido, pero no por ti misma, sino por causas que consideras más importantes.Eso ha hecho que cambie mi vida. Ni frío ni calor. No hay marcha atrás. Porque yo dormiré tranquila cada día de mi vida. Si estas personas que me han hecho decir adiós a muchos proyectos importantes, a muchas ilusiones, y a parte de mi familia, y encima se han atrevido a decirme que estoy loca por ello… si esa gentuza tiene conciencia, y algún día se da cuenta de lo que ha hecho, espero que Morpheo le abandone por el resto de su vida.

Me ha perdido a mi…