GRANDES SUEÑOS

Los sueños, al igual que la vida, van transformándose a medida que maduras, quizás también evolucionen a base del éxito o el fracaso en la consecución de los mismos…

Yo de pequeña no soñaba con ser astronauta, ni ministra, ni jefa, ni  una barbie, ni la novia de Tom Cruise, o de Alejandro Sanz (nunca supe que le veían a ese chico), si soñaba con ser enfermera, ese sueño está aun  por cumplir, pero más tarde o más temprano se hará realidad.

No, yo de pequeñita soñaba con algo muy grande: con ser normal.

Soñaba con que jugaba en el parque con mis amigos, y no miraba por donde pisaba, ni si era peligroso, no llevaba un libro en la mano sino una comba, no miraba como los demás saltaban sino que yo saltaba más alto con ellos, y montaba en bicicleta… Pero nuevo me hice mayor y supe que eso no lo podría conseguir nunca… y me acomodé, empecé a leer y a escribir y soñé que ganaba un premio o que era Enyd Blyton…

Luego acabé escribiendo para mi misma…

Más tarde soñé con tener un novio que me quisiera tal como era, y en formar una familia con él, y sabe Dios que ese maravilloso sueño se cumplió de la manera más bella del mundo aunque no por eso, por bonita, fue fácil. No se quién dijo «La esperanza es el sueño de los que están despiertos» y un agnóstico afirmó «Las esperanzas se consiguen rezando con un pico y una pala»

Así pues esa esperanza está colmada, de la forma más bella y brillante con mi maravilloso compañero de vida y con mis adorables hijos, también soñaba con tener a buenos amigos, y los tengo, «Amigos son los que en los buenos momentos acuden cuando se les llama, y en los malos sin ser llamados»

Sueño también que algún día cuando me miren no vean en mi a la «pobrecita Maribel», sino que aprendan, aquellos que no están en el párrafo anterior, a ver a Maribel, simple y llanamente. Con mis defectos y mis virtudes, ambos en gran cantidad, en todas mis facetas, y no solo, sino también en la faceta de enferma que es la única que parecen tener en cuenta. Ese es mi gran sueño.

Mentiría si dijera que ello no me produce amargura, que de hecho es la única que me atenaza el corazón.

Que haya tanta gente que piense que soy de cristal. No señores, familiares, y compañeros todos, no soy de cristal, sino de hierro, porque de lo contrario no estaría aquí… luchando por conseguir mis sueños.

Mis sueños a día de hoy, 24 de agosto a las 2:48 de la mañana (tengo insomnio, que le vamos a hacer…) son únicamente vivir en paz con mi pequeña familia, por la que daría mi vida, por la que me da la vida, y con mis amigos, con la gente que me quiere como Maribel, sin el pobrecita delante.

Mi sueño es también ser capaz de ayudar a la gente que está enferma, para que la vida les sea más sencilla, menos dura, y que aprendan a quererse a si mismos, que aprendan que una enfermedad no es un impedimento, sino un obstáculo que puede superarse, con el que se puede vivir.

Solo has de aprender a vivir con ella, hazte su amiga, aprende a escucharla y anticípate para que  no te venza, ni ella, ni los que te rodean. Aprende a decir «puedo hacerlo»

El espíritu de lucha es un músculo más, hay que ejercitarlo.

Mi sueño es que algún día los que tienen problemas conmigo, se atrevan a sincerarse, y a intentar arreglarlo, yo estoy esperando para vivir en paz, porque las peleas en este mundo no sirven de nada, el perdón es lo importante y todo se puede solucionar hablando, yo siempre tendré el corazón abierto, es demasiado corta la vida para andarse con estupideces enquistadas.

Familia en grande y en pequeño, amigos, paz, y metas son lo que nos hace avanzar. La salud es lo primero.. dicen, yo digo no, yo digo luchar es lo primero… si la salud es una lucha más en tu vida, convive con las grandes batallas que te plantea. Lo único que no puedes hacer es luchar sola…

Pero yo el mismo día, diez minutos más tarde, digo, yo conseguiré lograr mis sueños… porque tengo fuerzas para ello… si es contigo, que me estás leyendo, llegaría al súmmum de la felicidad, con enfermedad y todo, al fin y al cabo, le he cogido cariño a la palabreja de mi diagnostico

2 opiniones en “GRANDES SUEÑOS”

  1. Maribel, te he leído ya varias veces y nunca te he contestado hoy lo voy a hacer para decirte lo bien que te expresas y lo grande que eres, no solo de tamaño. Un beso

Comentarios cerrados.