HOMO HOMINI LUPUS

Es originaria del comediógrafo latino Tito Macio Plauto en su obra Asinaria donde el texto exacto dice: «Lupus est homo homini, non homo, quom qualis sit non novit.» o en castellano: Lobo es el hombre para el hombre, y no hombre, cuando desconoce quién es el otro pero que popularizada por Thomas Hobbes (filosofo británico del siglo XVII en su famosísima obra Leviatán.

El hombre es un lobo para el hombre, y aunque los lobos como mamíferos que son, les son fieles a su manada, no se puede decir lo mismo del mamífero bípedo que es el hombre.

Los lobos que actúen de un modo inusual dentro de la manada, tal como cachorros epilépticos o adultos malheridos por una trampa o por una escopeta son normalmente matados por los miembros de su propia manada.

En eso si que nos parecemos a los lobos ¿verdad?. Pero claro, de forma más civilizada, al menos en los países que nos autodenominamos «civilizados», en Africa, la estepa rusa, y algunas zonas de Sudamerica donde se vive aun en tribus, si que se mata a los «no útiles», aquí, por suerte para algunos y para desgracia de muchos, es un delito. «Cachis la mar salada»

A los que somos diferentes, se nos trata de raros como mínimo, de inferiores como usual.

Pero hoy no quiero hablar de mi enfermedad.

Hoy quiero hablar de la ambición. Yo quiero empezar una nueva carrera profesional que me apasiona. Que es verdaderamente vocacional. Y quiero empezar a formarme desde ahora. Por eso estoy estudiando seis meses antes. Por eso quiero ir a ver trabajar a los que serán mis compañeros, porque se suponía que yo tenia ventaja… en el gremio.

Pero resulta que estoy completa y absolutamente sola.

Mi familia no me apoya porque cree «que es un capricho», y porque, de hecho, han decidido ya hace bastante, que no me van a apoyar en nada, porque no merece la pena.

Mi marido, ni me apoya, ni me alienta, él como los suizos. Pero si hay que defender, se queda quieto, y dice «si es que no era para tanto….»

Y luego están esos, que se sienten amenazados y sacan el gallito que llevan dentro, «para mirar, primera habrás de saber lo que miras»…y ¿tu que sabes imbécil, lo que yo se o dejo de saber?

Es cierto que tengo bastantes amigos con mayúscula que me apoyan, pero quien de verdad está a mi lado «step by step» , no lo hace.

El hombre es un lobo para el hombre también en mi «carrera» actual, donde me acarician y me dicen que me quieren, para en cuanto me gire, cuchichear a mis espaldas y «metérmela doblada». A mi es que los lobos con piel de cordero me dan mucho miedo, pero mucho mucho, los que más, incluso los macho (o hembras) alfa de la manada»

Yo soy la rara, la que estorba en la manada, pero por todos lados, desde arriba por intentar destacar, y desde abajo…

Yo siempre he sido rara, de derechas pero mega liberal (cada uno ha de vivir su propia vida como mejor le venga en gana), cristiana activa de joven y no practicante de mayor; dicen que mega dependiente pero más auto suficiente que ninguno. Cariñosa pero arisca, amiga de mis amigos pero muy celosa de mi espacio, esa soy yo, una loba alfa, a la que una y otra vez intentan apartar de la manada.

El hombre es un lobo para el hombre, y a veces los lobos están tras cualquier esquina, bien disimulados entre la maleza.

Lo que más me molesta es que cuando enfrentas el ataque de los lobos, o sencillamente te pones en guardia, se ponen la piel de cordero y dicen eso de «no hay que tomárselo así mujer» ¿Te digo yo acaso como has de tomarte tu las cosas?

Ultimamente me han cortado al ras, los dientes y las garras, y aunque volveran a crecer, no se cuando ni como. Me he escondido en un matorral, para que, aunque herida, no me rematen, mientras me curo unas heridas muy profundas. Lo único que como ahora son cotorras tristes que caen de los árboles.

Solo se que volveré a ser la hembra alfa y la mejor en la carrera de mis sueños, le pese a quien le pese.

El hombre es un lobo para el hombre, ambos pueden ser lobos pues, porque mis orejas están tiesas, prestas para atacar si alguien me ataca, no están dobladas mostrando miedo. El miedo es una forma de respeto.

Si nadie me respeta a mi, no respetaré yo a nadie…