¿IMPOSIBLE? ¡NUNCA!

Imposible
El adjetivo de los imbéciles.
Yo seré muchas cosas, pero imbécil no; pese a que intenten hacerme tal… Me molesta mucho que lo hagan. Por eso me impresionó tanto y lo tomé como lei motiv «Imposible es el adjetivo de los imbéciles» y me dije a mi misma, como no soy imbécil entonces tampoco debe haber nada imposible para mi.
Bonito propósito, y en lo que de mi depende no hay nada que no sea posible. Si te caes te levantas, si estás enferma pones todos los medios posibles para eliminarla, por mucho que duela, por mucho que sufras, e intentando además, no derramar lagrimas. Si no puedes curar, palia, hasta el nivel, que con mayor o menor dificultad te permita seguir adelante con tu vida.
Si algo se estropea, intenta arreglarlo por ti misma/o, sino puedes o no sabes, mándalo al servicio técnico y te sale demasiado caro o no hay piezas de repuesto, entonces sustituye si lo necesitas. Porque no puede ser que algo se convierta en imposible por no tener las herramientas adecuadas.
Si suspendes, vuelve a estudiar y saca un excelente.
Si tu balance da pérdidas aprieta tu cinturón, y ahorra, procura no despedir, baja sueldos. Lo primero son las personas, no hay nada imposible. Lucha
A pelear te ha de enseñar la vida, si esta te lo da todo hecho… entonces te vuelves egoísta, y lo único que te importa es no perder lo que la vida te ha dado
Cuando la vida pende de un hilo, o de una cuerda, que se puede romper. Cuando el objetivo de tu lucha es tu propia vida, tus prioridades cambian.
Cuando ves que con fuerza, valentía, miedo, pero enormes, inmensas ganas de luchar por tu vida, de agarrarte a ella; paciencia, y voluntad para recuperar la energía, nada es imposible, todo es cuestión de ir levantándote cada vez que te caes
Más difícil aunque tampoco imposible es superar que te desprecien por ser diferente.
Tampoco es imposible pero si difícil, adoptar a un hijo y también a dos. Pero se puede, vaya si se puede.
Es complicado aceptar que los que deben apoyarte piensen, que por alguna razón que no entiendes, no eres capaz de hacer nada por ti misma siendo que te has pasado toda la vida demostrando que eres capaz de superar cualquier escollo que se te ponga por delante.
Es muy complicado enfrentarte dia a dia al miedo a encontrarte con la gente que supuestamente más debería quererte y que ni siquiera te dirige la palabra. Te da tanto miedo que te paraliza, y llega a parecerte imposible seguir adelante. Y te dices a ti mismo/a «Imbécil, si te producen ese miedo, si no te quieren, o si les importan más ellos mismos que tu, es que no merecen la pena, levanta la cabeza y sigue»
Tengo a mi marido que lo merece todo, es mi marido, mi amante, mi amigo, mi compañero de vida, mi médico, mi confesor, la persona con la que puedo hablar de todo; o de casi todo. La persona en cuyo abrazo me siento siempre segura. La persona que me da cariño y que echa la bronca cuando me dejo llevar por el desánimo. La mejor persona del mundo. También hijos que me quieren y los únicos a los que daría mi vida, porque son mi vida, lo más bonito del mundo, pese a que a menudo te saquen de tus casillas
Tengo amigos… dos en especial casados entre si, que aunque no les veo mucho, se que siempre están ahí, gracias Javi, gracias Silvia. También tengo a Encarna, que siempre está ahí… y a Mile, y a Silvia FR, y a Reyes, y a mi prima, que por su calidad humana, y pese a todo siempre estará ahí. A un ministro con cartera en mi corazón…, a una reina ámbar, a un escritor de cuartientos, a amigos de carácter ganancial, tengo muchos tesoros, sin los cuáles si que me resultaría IMPOSIBLE vivir.  A mucha gente que me quiere por lo que soy, y pese a como soy.
Tengo a mis padres, que…siempre me tendrán ahí, como también mi hermana. Porque casi nada es imposible, salvo las personas que te rodean sin las cuales la vida es… muy difícil de vivir.
Pero a veces ocurre que esos tesoros se pierden, te los roban o desaparecen sin que entiendas my bien por qué.
Y quiera Dios que ninguno marche, sobre todo mis hijos y mi mejor amigo, pero la vida me ha enseñado que nada es imposible por mucho que lo parezca, y que ante todo hay que levantarse y seguir adelante. SIEMPRE, porque si no eres IMBÉCIL, y eso si que no, señores. Imbécil nunca. Tonta si, por darme demasiado a los demás, pero nunca imbécil.