MOMENTOS DE AMISTAD

Exclusivos son los modelos caros, de ropa, de relojes, coches… exclusivas son las cosas que quiere tener la gente para que todos veamos que son diferentes, que están por encima de los demás.
La amistad, sin embargo, no ha de ser ni exclusiva ni excluyente. Entonces recibe el nombre de esclavitud, y eso hastía hasta al más paciente.
Solo la amistad verdadera, es la que no entiende la palabra tiempo, la palabra años, horas o segundos. La que no entiende de espacios, para la que cerca o lejos sean palabras sin sentido. Amistad es dar, sin pensar en si recibirás, porque antes o después, cuando lo necesites, sabes que estará allí tu amigo@ para ayudarte, sin reloj, sin más límite que el imposible.
La vida da muchas vueltas, más que tiovivo que se se volvió loco, y a veces te aleja, física o virtualmente de tus amigos. Si alguna vez fue una verdadera amistad y la vida les pone en algún brete, siempre estará el amigo a quien hace mil que no ves, del que apenas sabías nada, o al que ves de vez en cuando, si los horarios lo permiten.
Si esa vida te pone en dificultades, ese amigo volverá a tu lado y te ofrecerá todo lo que en sus manos tenga, y su tiempo, su hombro, sus capacidades, sus habilidades, su cariño, su corazón.
Quien siga este blog bien lo sabrá, que amigos son los que en los buenos momentos acuden cuando se les llama, y en los malos, sin ser llamados.
No dudes que si te toca la lotería o haces una bonita fiesta, o has tenido un buen trabajo, o es para recibir algo, te saldrán amigos como setas, incluso aquellos, que de normal, ni te miran a la cara.
Ha querido la desgracia sin embargo que alguien que fue una amiga, y los vericuetos familiares y profesionales, hicieron separar nuestros caminos, haya sufrido una gran desgracia, de la que me enteré por otra amiga y por otros medios un poco más… literarios. Tan siquiera me planteé otra cosa que ponerme a su servicio para lo que disponga. Que el verbo pasado no tenga sentido…
No digo esto por auto bombo, que no me hace falta ni es mi estilo, soy más de pasar de puntillas, para no molestar, ni que me molesten aquellos que no me importan, o a los que yo no importo.
Lo expongo para ilustrar, que cuando algo que nunca fue una amistad, se rompe, entonces siempre se buscan culpables, y siempre acab por pagar los platos rotos aquellos que son mas débiles o mas sensibles.
La amistad es como el buen amor que no entiende ni de culpables, ni de rencores, ni de tiempos…
Amigos pueden ser de tu familia, de tus compañeros, de hombres, mujeres, esposos o padres, vecinos… pero amigos son los que se quedan, cuando los necesitas, los que no te echan nada en cara, los que no aprovechan tus debilidades, los que no te dejan llorar sola
Amigos son los que van y vuelven
Amigos son los que siempre están….