REST IN PACE



Hoy voy a hacer un homenaje
Soy una maquera, siempre he sido muy frikie, desde los tiempos del Windows 95. De hecho llegué a programar en Basic, en un Spectrum. Mi primer chat fue un IRC. Siempre odié Microsoft y a sus “errores fatales”, Windows una malísima copia del primer Macintosh  que Steve Jobs creaba junto a Woz en un garaje, el primer sistema basado en ventanas de menú como hoy los conocemos, y no mediante ordenes directas y escritas mediante complejos comandos en ASCII solo al alcance de ingenieros informáticos.
Macintosh puso la informática al servicio del ciudadano, a su alcance.
Steve Jobs, niño adoptado por una humilde familia, que ahorró durante toda una vida para que su único vástago tuviera oportunidad de ir a la universidad. Estudios que nunca llego a terminar, que casi, ni empezó. Unos padres adoptivos dándole todo su amor y un garaje que jamás podían llegar a imaginar que su hijo haría historia.
Jobs que fue despedido de su propia empresa, por un colaborador contratado por él mismo, por una persona a la que apreciaba, que le traicionó, poniendo de su lado a la junta de Apple, cuando esta ya valía miles de millones de dólares en 1996.  Una traición que le hundió porque las peores traiciones vienen de gente que te importa, os lo digo también por propia experiencia.
Despedido y traicionado, lejos de amilanarse, creó NeXT y Pixar… porque tenia mucho tiempo libre. Pixar… animación por ordenador de películas como Toy Story, Monstruos S.A, Cars, Wall-E… todas las películas que han hecho de nuevo enorme a la Disney de la ultima década, de nuevo, Steve Jobs.
NeXT, irónicamente adquirida por Apple, cuando él volvió por la puerta grande a su empresa y base de las 2.0 y del mundo I, ITunes con millones de canciones que revolucionó el mercado discográfico a nivel mundial. Ipod, Ipad, Iphone, Imac, el producto del yo, que creó una nueva forma de comunicarse y de compartir información. Que ideó Ilife, música, video, foto… para todos los públicos, tantas y tantas cosas.  Y además las hizo bellas, iconos de la belleza, de la comunicación y de la eficiencia, todo en uno.
Es decir, hizo de su despido no un fracaso sino la plataforma para un éxito sin precedentes, lógicamente él no sabia que lo iba a ser, simplemente lo hizo…
Dicen que era un genio de difícil carácter… bueno, quizá si, no tuve el honor de conocerlo, era un sueño, hubiera sido… para mí, como conocer a Bell, o a Edison, a genios que cambiaron nuestra forma de ver la vida de comunicarnos.
Pero para mi Steve Jobs, es ejemplo de muchas más cosas, es un  ejemplo de ideario de vida, más que de genio, que no es poco.
Cuando fue expulsado de Apple, como quien es rechazado por aquel a quien ama, lo pasó muy mal, pero como seguía amando a su enamorado, siguió luchando por el, y creó nuevas herramientas para conseguir a su amor.
Fue la peor medicina, pero era la que necesitaba el paciente” Fue un revulsivo durísimo que le enseñó a superarse y establecer otro orden de prioridades. “A veces la vida te da en la cabeza con un ladrillo. No perdáis la fe. Estoy convencido de que la única cosa que me mantuvo en marcha fue mi amor por lo que hacia”   Él decía que hay que encontrar lo que amas en todos los campos de nuestra vida, para que sea genial, porque solo amando verdaderamente, con pasión aquello que haces tendrás éxito en la vida.
Tampoco te conformes si no lo encuentras y sigue buscando hasta que lo hagas, cuando lo encuentres lo sabrás, ve a por ello a muerte e irá mejorando con los años como el buen vino
No quiero, por favor, compararme o igualarme con ese genio sin parangón, del siglo XXI, ni siquiera me atrevo a intentarlo, sería estúpido y pretencioso.  Como pretenciosos son aquellos que se erigen como adalides de la “generosidad” de la que no hacía gala Jobs, con más de trescientas patentes a su nombre y cinco mil cien millones de dólares de patrimonio. Sucia envidia de aquellos que no trabajan gratis pero no tienen, ni en sus más dulces sueños, la mente del inigualable Jobs.
No es tampoco una idealización post mortem de un genio, aquel que me conozca sabrá que he adorado siempre a ese hombre y que todos mis aparatos son Apple, desde mi primer Ipod…
Sentada esa base de sincera modestia y mortalidad. Voy a hacer ciertos paralelismos en ciertos matices de su vida, basándome en los miles de textos y todos los discursos que he oído de Jobs, especialmente en el archiconocido discurso de Standford, cuyas citas estoy entrecomillando. Aquellas que lo identifican y con las que me siento identificada, porque así pienso yo, solo me falta ser un cerebro privilegiado, ser un genio vaya, que lástima, que no me clonaran una o dos de sus neuronas…
La muerte es el destino que todos compartimos. Nadie ha escapado de ella y así tiene que ser, porque la Muerte es precisamente, el mejor invento de mi vida. Retira lo viejo para dar paso a lo nuevo”
Antes de esto dijo que lo que le inspiraba era pensar al mirarse al espejo cada mañana, que ese día podía ser el último, para a continuación pensar que le gustaría hacer el ultimo dia de su vida, 
¿Si se moría ese día, le gustaría lo que había hecho. Si la respuesta era NO durante unos cuantos, decía, era entonces hora de cambiar. Eso le inspiraba para seguir, para ilusionarse por su trabajo cada jornada, como si fuera la última.
La gente que estamos enfermas, que hemos “visto” más o menos cerca de la muerte, que vivimos dia a dia con una enfermedad, que trae siempre problemas, es como un maná del cielo que haya existido un genio como fue Steve Jobs que te comprenda, que te diga que lo que importa es te propia fuerza, lo que tu creas de ti mismo y no lo que los demás piensen o sientan sobre ti.
Como él diría no te quedes atrapado en el dogma de lo que los demás piensan que deberías ser, en mi caso una pobrecita enferma, que es lo que opinan sobre mi; sino que sigas tu propio camino… eso me gustaría, y eso haré cuando mínimamente las circunstancias no me lo impidan, porque ahora mismo no me podría morir, al no estar contenta con lo que hago en mi vida, con aquello a lo que me he dejado relegar, por ser “la niña enferma que nunca podrá hacer nada por si misma”, cosa radicalmente falsa.
Por ese motivo equivocado me impiden desarrollarme sola, que me niegan los avances, que me creen incapaz y por ello me ponen trabas, pero pese a eso, hay que sacar fuerzas y creer en mi misma, y así aunque los demás te hagan daño, siempre te tienes a ti mismo, y a los amores de tu vida, a los que, como diría has buscado y encontrado sin rendirte. Yo eso lo hice y lo conseguí, soy afortunada.
Gracias amor mío,  por acompañarme en esta vida.
“Sigue hambriento, sigue alocado” y así acabarás  triunfando, acabarás por conseguir tus metas.
Gracias Steve Jobs, por darme el mundo I, por hacer que la vida sea más sencilla, más global para todos, por darme un ejemplo de vida, por dejar al mundo tanta genialidad. Has dejado un legado en cada dispositivo, en cada vida que tiene manzanas, e incluso en aquellas que se conformaron con ventanas mal cerradas, porque nos diste la plataforma para comunicarnos de una manera distinta.
Los maqueros estamos de luto, y las personas con dieas de futuro, que es presente, también, porque era un genio, pero también un comunicador nato y un enorme ser humano.
Ha muerto pero está presente en cada click de cada ratón, y como no en cada dispositivo de manzana mordida…

Si todos se convencieran el mundo sería más bonito

Está presente en mi corazón
Ojalá todos aprendieran que el potencial humano no esté ni en los títulos universitarios, ni en una salud perfecta, sino en una voluntad férrea y un apetito insaciable para comerse el mundo…
Descanse en paz, él, que hizo un mundo mejor, un mundo de todos y para todos.

Un comentario en “REST IN PACE”

Comentarios cerrados.